• Redacción GDCS

Escenarios COVID19 en América Latina.

Actualizado: oct 11



Autor: J. Carlos Mendo - COO at Decisión Ejecutiva (DE) -

Vice Chair ASIS International Chapter 234 Guatemala

Year 5 - Week 17

ISSN 2603 - 9931


CONFLICTOS SOCIALES

La crisis del coronavirus parece estar desarrollándose exponencialmente en muchos países. Llama a los gobiernos a introducir cada vez más restricciones sobre lo que se considera el derecho de los ciudadanos a la libertad de circulación, la privacidad, las reuniones y, de alguna manera, la libertad de expresión. Las personas no solo deben permanecer en cuarentena, sino que ya en algunos países no pueden asistir a los funerales de sus familiares fallecidos. Aquéllos que continúan trabajando para servicios esenciales probablemente experimenten sentimientos de inseguridad en la salud, de falta de respeto por parte de los empleadores a las normas sanitarias y de prevención de riesgos laborales, el egoísmo de la sociedad, la irresponsabilidad, etcétera. Hay un aumento de informes falsos o con errores de cuantificación sobre el número de personas afectadas en algunos lugares; se producen declaraciones de gran alcance sobre las víctimas, como la exclusión deliberada de los tratamientos a personas de edad muy avanzada; entrevistas falsas o sesgadas, y citas supuestamente procedentes de médicos o epidemiólogos; noticias falsas que conducen a la confusión social, etcétera.


La falta de preparación e indecisión aparente o percibida en muchos países, que eran o podrían ser, conscientes del problema y los preparativos mínimos requeridos con semanas e incluso meses de antelación está generando un malestar creciente en múltiples sociedades donde el estado de bienestar se daba por garantizado. La frecuente falta de material sanitario esencial, incluso los elementos básicos como máscaras o productos desinfectantes de manos, contribuye al descontento de la población con la gobernanza y los actores actuales situados en el poder y en los estamentos de toma de decisiones. Dicha agenda pública sobrecargada puede ser capitalizada por partidos políticos, grupos extremistas o fuera de la ley, tanto dentro como fuera de los países afectados y, en muchos casos, incluso con alcance transnacional, generando una atmósfera ideal para conflictos sociales potencialmente escalables.

INFRAESTRUCTURAS CRÍTICAS Y COMUNICACIONES.

El aumento del trabajo a distancia con el personal que se queda en casa o de baja por enfermedad, hace que nuestras infraestructuras críticas(IC) de la comunicación sean especialmente vulnerables. Todas las industrias esenciales deben trabajar las 24 horas del día y cumplir con su misión de garantizar al menos los servicios comerciales y de abastecimiento habituales. Sin embargo, pueden experimentar problemas de falta de personal, por un lado, y el aumento del número de ciber-ataques e intentos de sabotear sus servicios a través de ataques contra sus sistemas de información o contra la información propiamente dicha, por el otro. La interrupción parcial o total de los servicios provistos por las IC podría conducir a problemas dramáticos o hasta una quiebra en la estabilidad estatal a gran escala: sistemas hospitalarios, redes eléctricas, etcétera, entran dentro del catálogo de estructuras en especial riesgo.

CRIMEN

En tiempos de gran crisis siempre existe un grave riesgo de aumento de la delincuencia. Aunque los crímenes callejeros, así como los robos a menudo disminuyen a medida que las personas se quedan en casa, esto podría no ser cierto para las segundas residencias, con frecuencia de uso estacional y vacías buena parte del año. Además, en una atmósfera de estrés y afán hay muchas nuevas oportunidades para los delincuentes, particularmente, como ya hemos mencionado, en el ciberespacio. Un virus biológico como el COVID-19 puede dar paso a la proliferación de nuevos virus informáticos que pueden robar contraseñas u otra información sensible y privada a través de sitios de información o mapas falsos de la propagación del coronavirus, aprovechando la necesidad de información existente entre la ciudadanía y la incapacidad de filtrar toda la que llega al usuario a través de distintos dispositivos y plataformas.

Existen tramas fraudulentas en constante evolución que involucran ventas de máscaras inexistentes o falsas, desinfectantes de manos, alimentos, productos de limpieza, etc. La ingeniería social (o más bien, el estrés social) es utilizada por delincuentes que acuden a los hogares de personas mayores ofreciendo ayuda o desinfección obligatoria, mientras intentan robarles. Instituciones como Europol e Interpol han advertido acerca de la detección en las últimas semanas de este tipo de fenómeno clásico readaptado a las actuales circunstancias.


CRIMEN ORGANIZADO

En América Latina, el crimen organizado controla amplias áreas, en algunos países bandas de narcotraficantes, paramilitares o pandillas a menudo actúan como autoridades de facto en ciertas zonas con poca o ninguna presencia del gobierno, los grupos al margen de la ley hacen cumplir sus propios contratos sociales.

La llegada de la pandemia del coronavirus enfrenta a todo el continente a sus peores fantasmas, casi todos los Gobiernos ya se están preparando para lo peor. Incluso los dirigentes más escépticos, prudentes o desconfiados, por convicción o por necesidad, han cedido paulatinamente ante las circunstancias. El coronavirus se ha instalado en una región con muchas carencias. Lo hará además en lugares donde, a diferencia de lo visto en el resto del mundo, el Estado no existe y dificulta aún mas la lucha contra el contagio, y por prioridades de la crisis, también dificulta la lucha contra el crimen organizado. La capacidad estatal no puede absorber el enfrentamiento contra dos enemigos, uno de ellos de alta letalidad y consumo de recursos como es el coronavirus, mientras que el segundo, el crimen organizado, por sus propias estructuras dinámicas y basadas en la consecución del mayor lucro posible, lleva ventaja a la hora de mantenerse a salvo mientras continúa practicando sus actividades ilícitas.

En tiempos de gran crisis, con países y gobiernos debilitados por la misma, las oportunidades para el crimen organizado se multiplican, asimismo la violencia generada por los mismos. En estos momentos grupos de criminales se enfrentan en ciudades, grandes y pequeñas, y zonas rurales por mercados locales de droga, rutas internacionales de narcóticos, campos de cultivo de estupefacientes, laboratorios clandestinos para fabricar otras sustancias, redes de robo de combustible, redes de contrabando, mientras que extorsiones, secuestros, robos podrían ir en aumento como mecanismos de adquisición de dinero rápido.

Por supuesto, hay otras amenazas: las viejas y olvidadas, así como las nuevas y emergentes. Nuestros consultores especializados del Departamento de Consultoría en Gestión de Riesgos están siempre alerta, evaluando continuamente la situación y el desarrollo de diversas amenazas y vulnerabilidades, con el objetivo de aumentar la capacidad de adaptarse rápidamente a las situaciones, y ofrecer a nuestros clientes soluciones a medida de sus necesidades.


We are now decysyon

please visit our new website.

OSAC_Logo_Final-300x181
asis_logo_notag
GUARDIA-CIVIL
descarga
distintivo_ens_declaracion_BASICA.png

Copyright © 2020 All Rights Reserved 

 GrupoDC Solutions s.l.u. 

 GrupoDC Solutions Inc.

This website and all of its contents are copyrighted by GrupoDC Solutions.

Any use, reproduction or duplication of the contents of this website without  the express written permission of GrupoDC Solutions is strictly prohibited.

  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon