La nueva posición de Asia Central en la geopolítica mundial.

Year 3 - Week 42

ISSN 2603 - 9931

 

Los países que forman Asia Central, las actuales repúblicas de Uzbekistán, Tayikistán, Kazajistán, Turkmenistán y Kirguistán, estaban encuadradas dentro del bloque soviético e integradas en la antigua URSS, pero tras la desaparición de ésta, se convirtieron en Estados independientes miembros de la OSCE. Su característica fundamental es que geográficamente son la puerta de entrada a Europa desde Asia, muy ricos en hidrocarburos y uranio, convirtiéndose en una fuente de energía esencial para las grandes potencias.

 

 

Así, se está produciendo un cambio muy importante en esta zona, consistente en el intento por las grandes potencias de establecerse y aprovecharse de las oportunidades comerciales que se avecinan. Todos los actores internacionales relevantes están considerando este punto geográfico como la puerta de Oriente a Occidente en el plano comercial, creándose un verdadero centro mundial, ya que geográficamente así lo facilita. Por un lado Oriente lo considera como la vía más segura y eficiente para exportar sus productos a Europa, y por otro lado, Europa lo considera vital para evitar perder importancia en el contexto internacional y poder competir con el gigante asiático chino y con Rusia, país que ha resucitado de sus cenizas, y que ha recuperado un interés especial por controlar también Asia central.

La importancia de esta área se ha traducido en el intento por parte de las grandes  potencias de establecer rutas comerciales seguras y estables, que permitan el intercambio de bienes y productos, reduciendo los costes que implica el transporte marítimo.

 

En primer lugar hay que destacar que China mediante su política “One belt, one road”, está centrando grandes esfuerzos por crear una ruta que permita un flujo comercial, que pueda conectar Pekín con Europa, sin tener que pasar por Rusia, posibilitando, si así fuera necesario, que se realizara un transporte desde el Mediterráneo (Algeciras) hasta el mismo Pekín, reduciendo sensiblemente los costes. En este sentido, está realizando grandes inversiones en infraestructuras con el fin de unir y conectar la masa continental por tierra y mar.[I] Asimismo, otra forma en la que trata de convertirse en el país preponderante en la zona es mediante la Organización de Cooperación de Shangai, intentando adoptar medidas comunes en materia de seguridad y energía, y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras, con el intercambio monetario en yuanes con las repúblicas centroasiáticas.

 

En segundo lugar, otro actor esencial por tradición histórica y proximidad geográfica, es Rusia, la cual trata de asegurarse el control de la zona por sus buenas relaciones con las repúblicas que la componen, como lo demuestra el acuerdo multilateral que dio origen a la Comunidad de Estados Independientes, auspiciado por el Kremlin, y su desarrollo posterior con el nacimiento de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva[II]. En el ámbito comercial, por su parte, destaca con el fin de establecer una unión aduanera la organización denominada Unión Euroasiática, y la Unión Económica Euroasiática.

 

En tercer lugar, la aparición en la escena de Estados Unidos se centra en sus necesidades logísticas militares, derivadas de la crisis en Afganistán, en el marco de su guerra global contra el terrorismo yihadista. Ello dio paso a la creación de un corredor seguro a través de Asia central, la denominada Northern Distribution Network. Aunque, como señalan Kuchins y Sanderson, esto da la posibilidad de establecer además una ruta comercial que beneficie a Afganistán y su crecimiento, ayudando a una estabilidad futura[III].

No obstante, en la agenda americana siempre ha estado especialmente subrayada su política en la zona de Asía Central como centro mundial de paso comercial, como así lo podemos certificar con su política Silk Road Strategy Act, iniciada a finales de los años 90, y auspiciada posteriormente por la Administración Obama. De hecho el actual presidente americano tiene una política de acercamiento con Uzbekistán. En este sentido se enmarca la iniciativa del C5+1, con el objetivo de abordar de manera conjunta los asuntos de terrorismo, energías limpias y cooperación comercial multilateral[Iv].

 

Otro actor importante en esta área es la India, con importantes intereses militares, para asegurar la estabilidad en Afganistán, e intereses económicos y comerciales. Por ello, se ha aprobado por parte del gobierno el llamado Connect Central Asia Policy, en aras de conseguir un corredor que les facilite el acceso a uranio, petróleo y gas para satisfacer sus necesidades en el ámbito energético. Otra cuestión dentro esa política exterior india es evitar el control absoluto del territorio por parte de China, y ello, aunque forme parte de la Organización de Cooperación de Shangai[v].        

Por otra parte, debido al bloqueo terrestre por parte de Pakistán hacia India, que le impide un acceso directo y seguro a los países de Asia Central, ha hecho que se plantee la posibilidad de establecer una ruta alternativa, mediante la creación del North-South Transport Corridor, que como señala Roy Chaudhury, consiste en un sistema de transporte mixto de más de 7000 kilómetros por vía marítima, ferroviaria y terrestre, en éste último caso se trataría de un conjunto de carreteras con el fin de unir el Océano Índico y el Golfo Pérsico a través de Irán, y más tarde, a Rusia y el Norte de Europa[vI].

 

Con respecto a la Unión Europea, hay que señalar que su política en esta zona se inició con el International Transport Corridor Europe Caucasus-Asia, con la intención de un intercambio comercial seguro y estable, entre los Estados miembros de la Unión y los países de Asia Central. En ese sentido, se afianzó la cooperación en seguridad y comercio con el Programa de Gestión Fronteriza en Asia Central. Derivado de este programa se gestó la estrategia Integrated Border Management y la iniciativa The EU and Central Asia: Strategy for a New Partnership, con la finalidad de tener una política activa para la zona de mutua cooperación y buenas relaciones. El interés fundamental, es en el ámbito energético, por sus materia primas, y por ser otra fuente de abastecimiento para la unión y así no depender sólo del suministro de la Europa del Este o el gas del norte de África.

 

 Japón por su parte, también quiere tener presencia en la zona, por varios motivos, uno de ellos, es el de evitar el control por parte de China de toda Asia, y sobre todo de este centro neurálgico comercial y estratégico en el plano de la geopolítica. Para ello, ha tratado de establecer una versión de la Ruta de la Seda China, mediante el programa Central Asia as a Corridor of Peace and Stability, con el objetivo de mantener un política conjunta de cooperación en ámbitos como el financiero, comercial o tecnológico.

 

Con menor influencia, hay que hacer mención a Corea del Sur, país que mantiene una política pragmática en la zona, conocedor de los grandes intereses que se mueven en la zona, y de la cantidad de actores relevantes que quieren influenciar y conseguir beneficios. Por ello, se ha limitado a realizar acuerdos comerciales entre sus empresas de referencia como Daewoo y Samsung. No obstante, a los efectos de conseguir recursos energéticos, se ha aprobado por parte del Gobierno surcoreano la Comprehensive Central Asia Iniciative, la Joint Declaration on Strategic Partnership y se ha creado el Secretariado Korea-Asia Cooperation Forum en Seúl[vII].

 

La OTAN trata de introducirse en el área mediante un sistema de cooperación científica y académica. Así, se aprobó la iniciativa Science for Peace, programa que trata de establecer una conexión y una cooperación académica entre Asia Central y la organización, creando el denominado Virtual Silk Highway, y mediante la impartición de cursos sobre seguridad. Por otra parte, otro objetivo fundamental con este programa es la gestión de los desechos de uranio de las cinco repúblicas centroasiáticas.

 

Finalmente, Irán tiene una influencia religiosa y cultural en la zona, sobre todo con Tayikistán y Turkmenistán. Aprovechándose de esta cuestión, influye de manera importante, sobre todo en el ámbito de asegurar la zona próxima a Afganistán. Con Turkmenistán ha realizado una política exterior de acercamiento, como demuestra la intensa relación diplomática de cooperación existente entre los dos países [viii]. Fruto de ello es el Acuerdo de Asjabat, lo que da la posibilidad a Irán de ser la salida al mar de la región mediante su conexión con el puerto indio de Chabahar[Ix]

 

Ya hemos visto que las repúblicas euroasiáticas actualmente, y posiblemente más en el futuro, se han convertido en un centro de intereses y disputas para todos los actores con mayor peso en el escenario internacional. Los recursos energéticos y ser el paso estratégico entre Asia y Europa son dos factores determinantes que potencian su influencia y su interés geoestratégico. Esta circunstancia no está exenta de problemas, ya que puede ser un foco de conflictos a gran escala, no solo por los intereses comerciales en juego, sino también de hegemonía militar mundial y de lucha contra el terrorismo, pero no sólo a nivel religioso, como sería el jihadista, sino también por el componente separatista, en  Rusia y en China.

 

 

 

 

[I] González Francisco, M., (2018). “Las Nuevas Rutas de la Seda en Asia Central y sus efectos en las relaciones internacionales”, en documento marco 18/2018. IEEE. pp. 10-11.

[II] En el año 2009 se crea la Fuerza colectiva de Reacción Rápida.

[III] C. Kuchins, A. y M.Sanderson, T. (2010), “The Northern Distribution Network and Afghanistán”, en Centre for Strategic and International Studies. Pág 1-2. https://csis-prod.s3.amazonaws.com/s3fs-public/legacy_files/files/publication/091229_Kuchins_NDNandAfghan_Web.pdf

[Iv] González Francisco, M. op.cit. Pág. 14.

[v] Roy Chaudhury, D. (2017), “India and China new players in Central Asia´s “Great Game”, en The Economic Times (accedido el 13 de septiembre de 2018)

[vI] Ibid

[vII] González Francisco, M. op.cit. Pág 23.

[vIII] Korybko, A., “Asia Central: El gran trueque del tripartito en los “balcanes euroasiáticos”, en Geopolítica.ru. https://www.geopilitica.ru/es/article/asia-central-el-gran-trueque-del-tripartito-en-los-balcanes-euroasiaticos (accedido 13 de septiembre de 2018)

[Ix] González Francisco, M. op.cit. Pág 23.

Please reload

Entradas destacadas

Consejos para viajeros frecuentes.

October 20, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes