• Enrique González Herrero - Seguritecnia

Simulacro en el centro comercial: la mejor estrategia es estar preparado.

Actualizado: abr 12


Year 4 - Week 11

ISSN 2603 - 9931

Lo decía el célebre Cervantes, que estar bien preparado es conseguir medio triunfo. Y en un escenario de amenazas como el actual, la prevención y la capacidad de respuesta son imprescindibles para reaccionar con diligencia frente a cualquier tipo de incidente. Incluso aquellos tan imprevisibles y complejos de afrontar como los que puedan perpetrar individuos o grupos armados contra lo que se denominan soft targets (es decir, objetivos sencillos). Este escenario se recreó en enero en un centro comercial de Vitoria durante un simulacro en el que participaron la Ertzaintza, equipos de emergencias y profesionales de la seguridad privada. Seguritecnia fue testigo directo de este ejercicio organizado por CBRE y GrupoDC Solutions.

Los ataques de individuos o grupos armados es una de las amenazas más complejas de combatir. Son una posibilidad que está ahí, para la que es necesario contar con profesionales de la seguridad bien preparados. Imaginen por caso un centro comercial, una tarde cualquiera, en el que cuatro individuos irrumpieran con armas largas y comenzasen a disparar contra cualquiera que se cruzara en su camino. Sería fundamental contar con vigilantes de seguridad capacitados para ayudar a los usuarios a ponerse a salvo, practicar los primeros auxilios a los heridos y trasmitir la alerta urgente a los cuerpos policiales. Éstos últimos también deben conocer de antemano el posible escenario al que se van a enfrentar, acordonar el perímetro, negociar con los asaltantes si hubiera rehenes y, llegado el caso, intervenir para neutralizar a los asaltantes. Posteriormente, cuanto todo hubiera acabado en el interior del edifico, los equipos de emergencias tendrían que atender a los heridos. Para conseguir profesionales capaces de enfrentarse a situaciones como esta, resumida en pocas líneas, son necesarias horas de formación y entrenamiento para saber actuar de manera coordinada.

En ello consistió, a grandes rasgos, el simulacro que ensayaron decenas de profesionales de la seguridad durante la madrugada del 17 al 18 de enero en el Centro Comercial El Boulevard, en Vitoria. La práctica fue el colofón de una acción formativa teórico-práctica organizada por la empresa gestora del complejo de ocio, CBRE, con la colaboración de la consultora GrupoDC Solutions. El objetivo principal de esta iniciativa fue “implantar procesos y procedimientos adecuados con el fin de dotar a los equipos de gestión y seguridad de los conocimientos teóricos y prácticos básicos en materia de prevención, detección y gestión, para poder implantar mejoras en los planes de autoprotección, así como en la dirección especializada durante este tipo de incidentes”, explica Juan José Cantero, director de Seguridad de CBRE. Los organizadores contaron con la participación de más de 500 figurantes para llevar a cabo el simulacro, así como con la presencia de más de un centenar de observadores de la Guardia Civil, Mossos d´Esquadra, Policía Foral, Cuerpo Nacional de Policía y seguridad privada. La Ertzaintza, por su parte, diseñó y lideró el escenario de acción de la práctica. Sus agentes elaboraron la estrategia para acceder al centro comercial tras el asalto, acorralar a los individuos armados, negociar con ellos para la liberación de rehenes y, finalmente, abatirlos. Los agentes especializados en explosivos de la policía vasca también ensayaron la desactivación de bombas en un ejercicio aparte.

“Estos ejercicios proporcionan la coordinación necesaria entre todas las partes implicadas en la gestión de la emergencia y el desarrollo del Plan de Autoprotección del centro comercial”, destaca Juan José Cantero.

Primeros intervinientes

Para CBRE y GrupoDC Solutions, el cometido principal de la formación teórico-práctica fue preparar a los vigilantes de seguridad del centro comercial para un escenario similar. Al fin de al cabo, este personal es el primero que tendrá que intervenir en cualquier tipo de incidente que se desarrolle allí donde trabaje. “El vigilante es el primer profesional con formación en seguridad que puede hacerse cargo de la gestión del incidente, lo que lo sitúa en una posición de ventaja: conoce el entorno en que se produce, las vías de evacuación, las alternativas a las salidas de emergencia, las zonas que pueden convertirse en seguras o de confinamiento, así como las técnicas de defensa y autoprotección”, desarrolla Cantero.

Desde el punto de vista del director de Seguridad de CBRE, la simulación de un incidente armado permite evaluar “los tiempos de respuesta a determinados ítems, como la identificación de posibles sospechosos, la notificación a sala de control del incidente, la notificación al 112, los mensajes de evacuación y la asistencia inicial a heridos. Posteriormente también relacionamos estas respuestas con los tiempos de reacción de los primeros intervinientes policiales y sanitarios para poder extraer conclusiones acerca de la coordinación entre la seguridad privada y la pública”.

Los vigilantes que participaron en el simulacro pusieron en práctica los elementos aprendidos durante la formación teórica previa. “La parte de prevención y detección se centra en desarrollar las alertas situacional y temprana ante conductas potencialmente sospechosas, y en caso de producirse el incidente, en proporcionar una serie de elementos basados en el análisis casuístico de incidentes armados y modus operandi que proporcione a los equipos de seguridad privada herramientas útiles para sistematizar la información que han de proporcionar a los primeros intervinientes, como por ejemplo, el tipo de ataque, la clase de armas, la posibilidad de explosivos, etc.”, señala Cantero. Durante el ejercicio, los vigilantes del centro comercial intervinieron para ayudar a los usuarios a escapar, guiarles para encontrar vías de escape y buscar zonas de confinamiento, atender a los primeros heridos e informar al centro de control de la situación mediante un sistema de comunicación de crisis. La presencia de estos profesionales es también de un inmenso valor para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que intervienen en la operación, puesto que aportan una valiosa información de manera constante sobre el terreno. Por ejemplo, cuántos asaltantes participan, dónde están dentro de las instalaciones, cuántas personas se encuentran heridas o cuáles son las principales vías de acceso y salida.

El personal de seguridad privada que participó en el simulacro ensayaron el protocolo Run-Hide-Fight/Tell, es decir, “evacuar, confinarse o ponerse a cubierto, notificar la situación a servicios de emergencia y, en caso de extrema necesidad y riesgo para la propia vida, luchar”, explica David Crevillén, CEO de GrupoDC Solutions. “La peculiaridad es que los efectivos de seguridad privada tienen el deber de asistir en este tipo de situaciones de emergencia, son los responsables de los usuarios y trabajadores a su cargo hasta la llegada de los primeros intervinientes policiales y de emergencias, por lo que contar con un entrenamiento básico en este sentido es vital en el intervalo de respuesta o tiempo que media entre el inicio del incidente y la llegada de dichos primeros intervinientes”, destaca este profesional. Juan José Cantero añade que capacitar a los vigilantes “es vital” para poder “utilizar todas estas ventajas de forma organizada y sistemática”, de maneraque puedan desarrollarlas durante su intervención con el objetivo de salvar tanto su vida como la de los visitantes al centro comercial.

Importancia de la teoría

Si la práctica es importante en este tipo de situaciones no lo son menos los conocimientos teóricos. Por ello, antes de llevar a cabo el simulacro, el personal de seguridad recibió formación en la Comisaría de la Ertzaintza de la capital alavesa, a cargo de GrupoDC Solutions. A grandes rasgos, la sesión abordó las técnicas en gestión de incidentes armados que los equipos de seguridad privada y gerencia del centro comercial debían aplicar durante el simulacro. “La teoría aporta una mentalidad de respuestas ya interiorizadas, saber qué hacer y cómo reaccionar en la identificación, notificación y gestión del incidente”, explica David Crevillén, quien añade que “se trata de proporcionar una capacitación que proteja vidas a través de la respuesta dada, hasta que lleguen los primeros intervinientes con capacidad de respuesta táctica y sanitaria”. Algunos de los temas impartidos consistieron en la categorización de incidentes armados según el perfil del atacante, el concepto de soft target, el porqué de la actuación de tiradores activos, las operaciones “inghimasi” –o tipo comando–, así como el terrorismo basado en patrones de autoradicalización y armas de fortuna. También se dieron a conocer los mecanismos de prevención y buenas prácticas adaptadas tanto al estándar Workplace Violence Prevention and Intervention de ASIS International, como al sistema de buenas prácticas BPATS (Best Practices of Anti-Terrorist Security) del Departamento de Homeland Security de Estados Unidos, cuyo principal objetivo es “mejorar los mecanismos de prevención y de consecución de inteligencia en caso de incidente, de modo que puedan ser trasladados con mayor eficacia a los primeros respondientes”. La formación teórico-práctica incluyó también diferentes versiones del protocolo Run-Hide-Fight/Tell –entre ellos el del Ministerio del Interior– para realizar una evacuación de los usuarios, confinamientos, maneras de enfrentarse al atacante si corre peligro la vida del vigilante y cómo trasladar de manera adecuada la información recabada del suceso. Asimismo tuvieron lugar varios talleres sobre emergencias, primeros auxilios y evacuación de heridos.

Fase de conclusiones

Las primeras impresiones del simulacro fueron positivas para la organización. “La comunicación entre vigilantes en planta y sala de control fue adecuada y fluida, 20 minutos después de iniciarse el incidente ya había heridos evacuados a lugar seguro y con torniquetes para controlar las posibles hemorragias masivas”, considera Cantero. En cuanto a la coordinación de los vigilantes con los primeros respondientes policiales, “se extraerán conclusiones útiles de cara tanto a un escenario real como para la organización de futuros simulacros de estas características y envergadura”, complementa el director de Seguridad de CBRE. Y es que tras toda una jornada de formación y el posterior ejercicio, la iniciativa no ha finalizado. Queda la fase de análisis para corregir situaciones y buscar posibilidades de mejora. “En base a los ítems identificados durante el simulacro, se realiza una auditoría sobre la actuación de los intervinientes inmediatos y primeros intervinientes, centrándonos en los primeros, pero con la debida correlación con los segundos. Es ese análisis el que permite identificar fallos y poder extraer conclusiones”, sintetiza Crevillén, de GrupoDC Solutions. El simulacro llevado a cabo en Vitoria no fue, sin embargo, el primero que realizaron conjuntamente estas empresas. En abril de 2017 organizaron otro de características similares en el centro comercial Diagonal Mar, en Barcelona –también gestionado por CBRE–, que igualmente contó con el apoyo de los cuerpos policiales y equipos de emergencias de Cataluña. Y tampoco será el último pues la formación teórico-práctica acompañada de estas prácticas proporciona la base de la preparación del personal de seguridad ante las amenazas actuales. Pero la mejor conclusión del simulacro que tuvo lugar en el centro comercial de la capital alavesa es “el interés por parte del sector privado y de la seguridad pública en cooperar y mejorar mecanismos de respuesta”, concluye Cantero.

Artículo publicado en la revista Seguritecnia en el mes de febrero de 2019, página 80.

#Terrorismo #Simulacro #Diagonalmar #IncidentesArmados #SoftTargets #Pseudocommando #Survival #FirtsResponders #PrimerIntervinitente #Emergencias #Seguridad #Categorizationfails #ActiveShooter #AsesinoenMasa #Seguritecnia

distintivo_ens_declaracion_BASICA.png

Copyright © 2020 All Rights Reserved 

 GrupoDC Solutions s.l.u. 

 GrupoDC Solutions Inc.

This website and all of its contents are copyrighted by GrupoDC Solutions.

Any use, reproduction or duplication of the contents of this website without  the express written permission of GrupoDC Solutions is strictly prohibited.